APÓYAME

APÓYAME

domingo, 26 de noviembre de 2017

SEXAGÉSIMO PRIMER ANIVERSARIO DE LA PARTIDA DEL GRANMA DE TUXPAN Y POR EL PRIMER ANIVERSARIO LUCTUOSO DEL COMANDANTE FIDEL CASTRO.


Marco A Medina
(Discurso)
La partida de Fidel hacia la Historia

Reciban todos ustedes un fraternal saludo del Licenciado Francisco Guzmán Márquez, presidente del Instituto de Relaciones Culturales Mexicano-Cubanas “Flores Magón-Mella”.

Hace un año, con motivo del fallecimiento del comandante Fidel Castro, escribí un texto, del cual extraigo las siguientes líneas:

“Exactamente 60 años después de la partida del Granma del puerto veracruzano de Tuxpan y a los 90 de edad, el comandante en Jefe de la Revolución Cubana Fidel Castro decidió nuevamente zarpar un 25 de noviembre, ahora hacia el encuentro con nuestra memoria viva, con la leyenda, con la Historia, con la Gloria que nuestra pequeña humanidad tiene reservada para unos cuantos, los elegidos por el devenir de los pueblos para encabezar sus destinos.

Fidel ya está entre los primeros de los grandes hacedores de nuestra antigüedad moderna, la del siglo 20, al lado de Lenin, Mao Tsé Tung, Gandhi, Mandela, Luther King o Lázaro Cárdenas. Cada uno condujo a sus pueblos a un destino distinto al que los tenían anclados las fuerzas de los poderosos. En los hitos históricos que fraguaron se encuentra tanto el hálito del personaje como el empuje de los pueblos que los formaron.

Porque todo personaje ilustre es obra de su pueblo. Y toda gesta de los héroes clásicos o modernos es finalmente una hazaña colectiva y de generaciones continuas. No se podría explicar a Fidel sin el legado de Maceo y de Martí, ni el acompañamiento de Frank País, del Che Guevara o de Camilo Cienfuegos. Ni del largo historial de lucha colectiva, cívica y armada, que por más de un siglo llevaba el heroico pueblo cubano antes del advenimiento de la Revolución.

Pero el papel de Fidel fue fundamental para convocar, convencer, perseverar, dar el ejemplo, equivocarse y saber rectificar, siempre en su labor didáctica y en la estratégica, siempre a la vista de todos, impulsando el cumplimiento de tareas y objetivos y explicando reiteradamente un problema, el contenido de una resolución o la ventaja de un camino.

Cuba, pequeña y enorme a la vez, con Fidel al frente, construyendo su propio futuro a unas cuantas millas de la mayor potencia capitalista del orbe, logró interrumpir por momentos la cadena de despropósitos del poderío estadunidense y permitir la reorganización de la resistencia en varias partes del mundo. Quién sabe cuántos latrocinios más se hubiera permitido el imperio de no haber existido Cuba en todo su esplendor soberano.

Cuba y Fidel han prestado y seguirán prestando grandes servicios a la humanidad… La solidaridad de médicos y educadores cubanos en muchos países latinoamericanos edifica día con día lazos humanos de solidaridad.

Hoy que vemos zarpar al líder, al estadista, al humanista, sentimos el viento prodigioso de la historia acompañar su aura de cubanía universal. Los veracruzanos tenemos aún mucho que aprender de Cuba y de Fidel. Y nos sentimos orgullosos de haber sido la tierra, la costa, el agua, que lo vio lanzarse a él y a los 82 expedicionarios del Granma hacia la aventura luminosa del horizonte de libertades a conquistar. ¡Hasta siempre Comandante¡ La Historia tiene la palabra.

La partida de los 82 expedicionarios

Hasta aquí lo escrito hace un año. Hoy, conmemoramos un año más de la expedición heroica de los 82 combatientes por la libertad y el primer aniversario luctuoso de la partida de Fidel hacia la eternidad.

El Instituto de Relaciones Culturales Mexicano-Cubanas, “Flores Magón-Mella”, quiso hacer acto de presencia en este día, a través de mi persona y de los compañeros integrantes de esta comitiva, porque como hemos dicho, los veracruzanos tenemos todavía mucho que aprender de Cuba y de Fidel.

Los ideales humanistas, revolucionarios, trasformadores, de los expedicionarios que tocaron suelo de Santiago de la Peña, de Tuxpan, siguen siendo una guía para muchos mexicanos. La justicia social; el reparto equitativo de los satisfactores sociales, de la educación, de la salud, de la seguridad social; el acceso para todos a los bienes culturales, artísticos y recreativos, es una aspiración que mueve a muchos en Veracruz, en México y en el mundo, motivados por el ejemplo cubano.

La solidaridad del pueblo cubano ha sido inmensa. Nosotros mismos, en México, a consecuencia de los sismos de septiembre, hemos recibido la solidaridad de una brigada médica, la brigada Henry Reeve, que durante más de 40 días realizaron 13 mil 500 consultas, 162 cirugías, 400 ultrasonidos y radiografías, en el poblado de Ixtepec, Oaxaca. Apenas hace algunos días concluyeron su misión en México.

Y de esa misma forma, en varios estados de la República han trabajado diversas brigadas de alfabetización. Y también han ido a profesionalizarse jóvenes mexicanos a Cuba. En esta época han recibido educación superior jóvenes tuxpeños y se preparan otros.

El Granma sigue navegando en nuestra mente y en nuestro espíritu. Mientras se mantenga en nuestra memoria y en el corazón del pueblo tuxpeño, seguiremos recordando los ideales y la búsqueda de libertad y de justicia social que animaron a los 82 expedicionarios del Granma.

¡Viva Cuba! ¡Viva Fidel! ¡Viva Tuxpan! ¡Viva México!

No hay comentarios: