APÓYAME

APÓYAME

miércoles, 9 de mayo de 2018

Mi hijo no anda en campaña: Hipólito Rodríguez Herrero.


Sapos y Alacranes
Por Orlando Segura Hervert. 
Dos gallos muy bien jugados y bragados a través de las redes sociales exhiben su protagonismo; uno apelando al tema de la seguridad de los xalapeños y veracruzanos, el otro reiterando el respeto al estado de derecho.

Uno azul, con mas trayectoria en el ámbito político, con empuje y desde la posición de Palacio de Gobierno, exigiendo y reclamando poner orden en los giros negros y dejar, permitir la instalación de cámaras de video en la ciudad capital, es parte de una inversión de mil millones de pesos que posibilitará combatir e inhibir la ola delincuencial. 

El otro con menor poder público, pero desde su posición de máximo gobernante de la Atenas Veracruzana, sosteniendo su dicho, insistiendo en que el Sr. Gobernador está mal informado, reiterando que la empresa responsable de la instalación de las cámaras han violado las normas de desarrollo urbano, ecología, afectando inclusive a los discapacitados al invadir con los postes las zonas de viabilidad, poniendole candela y aderezo al platillo: "mi hijo no anda en campaña". 

Tanto el alcalde de Xalapa, como el mandatario estatal, sonaron los tambores de guerra, acusándose de atentar contra el bienestar de los ciudadanos y la población como el chinito milando, divirtiendose con la intervención pública de cada uno de los actores elegidos para gobernar y poner en alto el nombre de Veracruz y Xalapa. 

Solo esperemos que tanto Miguel Ángel Yunes Linares como Hipólito Ramírez Herrero antepongan la madurez a la confrontación y a los intereses partidistas. 

El artículo 115 constitucional le da autonomía a los municipios y cualquiera puede apelar a este preecepto de la legalidad, pero en esta lucha de fuerzas y domadores, alguien puede salir raspado.

Recuerden el caso de Rafael Hernández Villalpando, el exalcalde en aquella época consideró un asunto de valentía tirarle los desperdicios en Palacio de Gobierno a Miguel Alemán Velazco, después de ese hecho, le tocó vivir los aires de la clandestinidad. Hoy va como candidato a la diputación por Morena, pero que necesidad de probar tragos amargos. Ante todo Sr. Hipólito usted debe priviligiar la cordura, la mente fría. 

No es alentando la discordia, hay que poner disposición de ambas partes para saldar la división y el encono, los veracruzanos queremos paz, armonía, el "horno no está para bollos", se requiere forzosamente de la colaboración institucional, De lo contrario nadie se queje, solo queda aguantar vara... 

No hay comentarios: