miércoles, 14 de enero de 2009

Continúa el operativo vial en la Clínica 26 del Seguro Social



Orlando Segura Hervert.
4 patrullas a partir de las diez de la mañana se destinan a la Clínica 26 del Instituto Mexicano del Seguro Social, lo hacen para cumplir con las indicaciones giradas desde el más alto nivel, a solicitud del sindicato, quienes desde el año pasado se quejaron de la prepotencia, altivez, soberbia de varios conductores que impiden la circulación, el libre tránsito de las ambulancias, los micros se estacionan en lugares prohibidos y ante tal cuestión, varios pacientes han sido perjudicados, por tal motivo, aunque a veces se molestan por el operativo vial, se tiene que hacer, declaró el titular de Tránsito Municipal, Gilberto Alvaro Peña.
La acción se implementa hasta las 15 horas, se les conmina mediante un voceo para que quiten las unidades que están mal colocadas, a veces no cumplen con las indicaciones y ante tal situación se aplica la infracción correspondiente.
El funcionario explicó la existencia de la cultura de la irresponsabilidad, porque varios choferes pretenden abusar de la autoridad, y los agentes están para preservar el orden, para que se lleven a cabo las instrucciones giradas a la dependencia en cuestión, a petición de una carta que en su tiempo fue turnada al Gobernador Fidel Herrera Beltrán y al Secretario de Gobierno en el Estado, Reynaldo Escobar Pérez.
Alvaro Peña justifica la presencia permanente del operativo porque ya hubo ciertas agresiones que afortunadamente no llegaron a los golpes, para ello, el servidor público muestra dos oficios en las que se narran ciertas situaciones ofensivas para los trabajadores de dicha institución de salud, por parte de los choferes de RADESA. Los escritos fueron enviados desde el año pasado y desde esa fecha se está actuando con estricto apego a los lineamientos del Reglamento, especificó el entrevistado. La queja fue fundada y motivada por los empleados sindicalizados, quienes plantearon que no se podía seguir con la anarquía en los diferentes espacios y aceras, por tal motivo acordaron el requerimiento del ordenamiento vehicular, fundamentalmente de los autobuses que llegan e invaden superficies y zonas prohibidas, poniendo en riesgo la vida de los pacientes, dado que en circunstancias de emergencias, el tiempo es oro para garantizar la existencia de los ciudadanos que arriban al centro hospitalario con ciertas complicaciones.