APÓYAME

APÓYAME

viernes, 8 de diciembre de 2017

La tradición perdura, Tuxpan nuevamentete iluminó al mundo



Por: Martha Cruz
Tuxpan, Ver.- Con condiciones adversas climatológicas, el tradicional "Día del Niño Perdido" tuvo bastante eco y receptividad entre la población tuxpeñas, cientos de personas salieron a las calles, fundamentalmente frente a la Presidencia Municipal a encender sus velitas- 

Una tradición que data desde 1757, en ese contexto, nuevamente los ciudadanos, mujeres, padres, niños y cientos de familias, encendieron velitas, recordando el pasaje bíblico cuando el Niño Jesús se extravía en Jerusalén y lo encuentran tres días después en el Templo de Salomón, donde estaba platicando con los sabios.

En el centro, se colocan las velas desde el “Callejón del Niño Perdido”, a partir de aquí se prenden las primeras velas a los pies de la escultura dedicada a esta festividad, dando paso al encendido en todos el primer cuadro de la ciudad, lo que hace que esta tradición siga viva.

El fraile Junípero de Serra, basándose en el pasaje de San Lucas inició en el siglo XVIII esta actividad como una forma de evangelizar a los pobladores.

No obstante, también hay quienes piensan que las velas encendidas sirven para encontrar a los niños extraviados, ayudarlos a regresar a casa, así como sucedió con el Niño Jesús.

En la actualidad, también acostumbran pasear los carritos de cartón, los cuales podemos ver desde varios tamaños, colores y diseños, elaborados algunos con una mayor creatividad y otros más sencillos, pero que son utilizados por los niños para recorrer las calles.

No hay comentarios: